Qué ver en Copenhague

Puede que ya hayas oído que hay varias cosas que ver en Copenhague. Quizás hayas oído hablar del «nuevo» puerto o Nyhavn, que tiene edificios de colores a lo largo de un canal y que nos recuerda a Honfleur en Normandía. Ya que esta zona es muy turística, es un lugar estupendo para pasar unas horas paseando y observando a la gente. Además, puedes hacer excursiones en barco y obtener una bonita vista de la ciudad desde otra perspectiva.

En el centro histórico de Copenhague hay una gran plaza llamada Radhuspladsen. La plaza está frente al ayuntamiento, y está rodeada de preciosos edificios y estatuas. Es un lugar muy animado, y también es un buen punto de partida para explorar Strøget, la calle comercial peatonal más famosa del país y una de las más largas del mundo de este estilo. 

Otra popular atracción turística de Copenhague es la estatua de la Sirenita. La estatua se inauguró en 1913 y siempre está rodeada de multitudes de visitantes y turistas. También puedes ver la estatua desde un barco haciendo el recorrido por los canales. 

El Parlamento, el Ministerio de Estado y el Tribunal Supremo, se encuentran en un mismo edificio. Christianborg es su nombre y es el único edificio del mundo que tiene a estos tres poderes del estado bajo un mismo techo.

En Frederiksberg, puedes visitar el Zoo de Copenhague. Es un lugar maravilloso para pasar un par de horas y disfrutar de la belleza de la fauna, tanto danesa como del resto del mundo. El zoo alberga más de 3.500 animales de 250 especies diferentes. También hay un zoo infantil, al que puedes llevar a tus hijos y montar en poni. Si buscas una actividad para niños, hay mucho que ver aquí.

Tambíen puedes completar tu día subiendo a la Torre Redonda. Construida en el siglo XVII, es el observatorio astronómico más antiguo de Europa y cuenta con una rampa en espiral en lugar de escaleras. El paseo cuesta unas 40 coronas danesas (poco más de 5 euros), y puedes disfrutar de las vistas de la ciudad desde 34,8 metros de altura. 

Si te gustan los jardines, te encantará el Jardín Botánico de Copenhague. Fundado por Cristián IV en 1606 como parte del complejo del Castillo de Rosenborg, el jardín se trazó originalmente en estilo renacentista. El vasto jardín rectangular presenta una gran variedad de plantas y árboles, incluido un enorme invernadero tropical que data del siglo XVII. También es un lugar estupendo para hacer un picnic, y la entrada es gratuita.

Si tienes un hijo, los Jardines de Tivoli pueden ser una atracción que vale la pena considerar. Situados a sólo veinte minutos del puerto de Nyhavn, en el corazón de la ciudad,  los jardines son perfectos para la imaginación de los niños. Las atracciones del parque siguen siendo modernas, ¡aunque tengan más de cien años! Hay incluso atracciones para adultos, como la centenaria montaña rusa de madera.

Free tour en Copenhague en español

Si buscas un recorrido a pie gratuito en Copenhague, hay muchas opciones disponibles. Algunos de estos recorridos no requieren un pago por adelantado ni un precio fijo, pero se te anima a dar una propina al guía del recorrido. Es posible reservar una visita guiada gratuita por Internet sin dejar los datos de la tarjeta de crédito, aunque debes llevar dinero en efectivo para pagar al guía. A continuación te ofrecemos algunos consejos para planificar tu visita gratuita a pie por Copenhague.

Para hacerte una idea de lo que ofrece la ciudad, intenta hacer un recorrido a pie guiado. Estos recorridos suelen ser dirigidos por especialistas en la ciudad. La mayoría de ellos no requieren un pago por adelantado, pero sí piden una propina al final del recorrido. Puedes elegir entre la visita al puerto de Nyhavn, que incluye el pintoresco puerto, el palacio de Amalienborg (donde la familia real danesa pasa el invierno), y la visita a Hans Christian Anderson, que revela el conocimiento interno de la resistencia del pueblo danés durante la Segunda Guerra Mundial. También puedes hacer un recorrido a pie gratuito por la arquitectura de la ciudad, ya que verás los ejemplos más famosos de la arquitectura moderna y clásica del país.

Debes tener en cuenta que estos Free Tours son una buena opción para hacerte una idea de los imprescindibles de la ciudad, pero suelen ser grupos grandes que dan explicaciones muy generalistas y “para todos los públicos”. Si lo que quieres es un recorrido personalizado donde aprender sobre toda la historia y la cultura de la ciudad debes valorar contratar un tour profesional y personalizado.

Otra posibilidad muy  recomendable para conocer Copenhague es un recorrido por los canales en un barco turístico. Si no tienes tiempo para visitar el centro de la ciudad a pie, este recorrido es ideal para ti. Verás los principales lugares de interés de la ciudad desde otra perspectiva. Después, puedes visitar el colorido barrio de Nørrebro, que es un poco más cosmopolita que el centro de la ciudad. La visita al canal también te da la oportunidad de ver la famosa Biblioteca Real del Diamante Negro, llamada así porque se inclina hacia el agua.

Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)